Coches y hombres

Ser mujer se parece a ser ciclista en una ciudad donde todos los automóviles representan a los hombres. En teoría, deberías poder compartir la calle equitativamente con los autos, pero no es así como funciona. Las calles están construidas para los autos y dedicas una enorme cantidad de energía física y mental a la defensiva y evitando que te lastimen. Algunos autos quieren que te lastimes. Creen que no tienes por qué estar en la calle. Y si resultas heridx por un auto, todos ponen pretextos para echarte la culpa.

– Anónimx

Advertisements