Inflación en México.

Inflación en México.

Hace unos días me crucé con esta gráfica de The Economist, donde se muestran los salarios mensuales per cápita en México. Hoy, a propósito de una conversación sobre el anuncio de la inflación en México durante 2013, que ascendió a 3.97% (casi en el límite superior de la banda permitida por Banxico, de 3% +/- 1%), me di cuenta de lo engañosa que es la inflación como índice generalizado de precios.

La gráfica superior muestra la evolución de los salarios desde 2010 hasta la fecha a pesos corrientes; es decir, sin tomar en cuenta el efecto inflacionario. Ahí, vemos que se ha mantenido más o menos constante, con una ligera alza. Sin embargo, si deflactamos los salarios usando el INPC (es decir, les quitamos el efecto inflacionario usando el índice generalizado de precios), el comportamiento de los salarios es el que refleja la línea azul marino. Y si usamos un índice de precios de los alimentos para deflactar los salarios, se obtiene la gráfica inferior; así, la diferencia entre los precios corrientes y los deflactados con índice de alimentos es de poco más de 200 pesos de diferencia en la última observación.

Los indicadores económicos (y los porcentajes en especial) son engañosos, y debemos aprender a leerlos con cierta intuición.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s