Desmadrito corazonil

Hace unas semanas, alguien a quien quiero mucho me presentó un término que me tomó por sorpresa: “Desmadrito corazonil”. Hoy, después de meses de tenerlo en mente, me pidieron definirlo, y preferí acudir con el autor del término para una definición. He aquí lo que me dijo (vía DM en Twitter):

Alguien llega a tu vida. Puede ser en la forma que sea, por el medio que sea, y descubres que ese bato es realmente un chingón y tal vez no es el más guapo pero para ti es una belleza. Luego le ves todas las virtudes: te divierte, te ríes, piensas en él; y el muy cabrón empieza a confundirte poquito, porque realmente tiene muchas atenciones contigo que nadie tiene regularmente y te hace sentir atendido, cuidado, querido. Contento ¿Emocionado? ¿Este bato me gusta? ¿Le gusto? ¿Por qué hace todo esto? ¿Para qué? ¿Por qué conmigo y no con todos los demás que seguramente han de andar detrás de él? Y te empieza a confundir poquito más… porque se mantiene justo en la línea en la que uno pudiera estar malinterpretando todo. Porque el bato es muy lindo, ¡UNA PINCHE LINDURA DE PERSONA!, y te das cuenta que es tan lindo que ése realmente es su trato.

Y BAAAAM… ya te gusta poquito, ya quieres tenerlo en otras formas poco honorables y no tan amistosas; y te revuelca la vida un ratito. Te recuerda que, a pesar de que tal vez no pase nada, “hay alguien”, “hay alguien para ti”. Te das cuenta que tú todavía sientes muchas cosas que no podías sentir, y descubres muchas cosas que no sabías que te gustaban o que esperabas en alguien.

Y todo eso pasa en cuestión de semanas, quizá menos. Y ya, entiendes que quizá no pase nada pero que también pueda pasar todo; te acuerdas que estás vivo, y que sientes y agradeces que este cabrón se haya aparecido a recordarte todo esto… y lo quieres, le tomas un cariño muy especial y entra al Top People Awards de tu corazouns.

Parte clave de todo es que el bato te haga sentir a la altura, que te haga sentir que él es un chingonazo pero, sobre todo, que tú también lo eres, y tan chingonazo eres que puedes tener a otro igual de fregón que tú.

Eso es lo que yo llamo un “desmadrito corazonil”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s