Almas viejas.

Viernes por la noche. Gracias al shuffle de iTunes comienza a sonar ‘Summertime’ con Ella y Louis. Pienso en mi abuelo: un hombre serio, fuerte, inteligente y callado, parco con sus sentimientos, que nunca mostró a sus hijos cuánto los quería. Conmigo la historia es diferente: en una de mis visitas hace unos años al pueblo donde vive mi familia paterna, comenzó una plática con él que nos uniría en los años siguientes.

Y es que, tras una influencia mínima en mi infancia debido a los pocos viajes a su casa, me heredó un amor que mantengo en mis gustos hasta la fecha: la música de big band, el jazz, el soul y el blues. Sigo sin saber cómo, pero la vida nos permitió tener ese lazo sin que lo cultiváramos juntos, que nos permite tener conversaciones más allá de sus usuales monosílabos, y que terminan con palabras de cariño y admiración en ambos sentidos. Al final, creo que lo que nos une es que ambos tenemos almas viejas que se entienden más allá de lo habitual.

Ella y Louis siempre serán, para mí, la voz de mi abuelo; su sentir, su pesar, y el sonido de su mirada cansada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s